La tercera semana de enero de 2018 en Loja, Ecuador y en el mundo se la vivirá con dolor, con rabia e impotencia porque el lunes 15 se cumple el primer mes de la desaparición de Emilia Alejandra, de 10 años de edad. Ella el viernes 15 de diciembre de 2017 no llegó a su casa, ubicada en un barrio del suroccidente de la localidad.

En cambio, el martes 16 de enero se recuerda con estupor su deceso, porque científicamente tras la autopsia realizada a sus restos mortales, que fueron cercenados, se comprobó, con los peritos de Antropología Forense de la Fiscalía General del Ecuador, que a la niña la asesinaron el sábado 16 de diciembre de 2017.

Pero el viernes 19 de enero de 2018 será mucho más trágico porque hace un mes: el martes 19 de diciembre de 2017 la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) encontró los restos mortales de la niña por la vía a la parroquia Chuquiribamba, al noroccidente de la localidad.

Trasladados a Cuenca

La madrugada de ese aciago martes 19 de diciembre de 2017 la Dinased detuvo a José N. R. y horas después a Manuel A. R. y al transexual Tania R. A. quienes habrían participado en la retención, violación y asesinato de la niña, quien conocía a José N. R. y por eso el viernes 15 de diciembre de 2017 ella se fue con él como se ve en dos videocámaras particulares.

El martes 19 de diciembre de 2017 los tres no ingresaron al Centro de Privación de la Libertad para Personas Adultas en Conflicto con la Ley porque -según dijo Ana Moser Cazar, coordinadora de la zona siete del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos- las personas privadas de la libertad estaban enardecidos contra ellos.

José N. R., Manuel A. R. y Tania R. A. no ingresaron a ningún pabellón del centro de privación local y la madrugada del miércoles 20 de diciembre de 2017, a eso de las 02:00, ellos fueron trasladados al Centro de Rehabilitación Social Regional Sierra Centro Sur, de Turi, en Cuenca, en donde a las 07:00 se encontró a José N. R. ahorcado en su propia celda.

Se amplían versiones

Con la localización del cuerpo sin vida de Emilia Alejandra, Bolívar Figueroa Castillo, fiscal del Servicio de Atención Integral (SAI) de la Fiscalía de Loja, que investiga las denuncias de personas desaparecidas, concluye su intervención y a Bella Castillo Hidalgo, fiscal especializada, vía sorteo, le fue asignado el proceso de investigación hasta la etapa del juicio.

La fiscal Castillo Hidalgo indica que en el proceso de la muerte de la niña Emilia Alejandra existe una concurrencia real de infracciones como trata de personas, violación y asesinato y para ello se establecieron algunas líneas de investigación que permitirán establecer la realidad de los hechos, aunque el sospechoso principal haya fallecido.

Hoy, la fiscal Castillo Hidalgo recepta en el Centro de Rehabilitación Social Regional Sierra Centro Sur, de Turi, en Cuenca, la ampliación de la versión de Manuel A. R. y Tania R. A. Ella, además, pidió que la familia de la niña Emilia Alejandra y los dos procesados ingresen al Sistema de Protección y Asistencia a Víctimas y Testigos.

EL DATO

En los 90 días que la Fiscalía tiene para la investigación se podría vincular a otros sospechosos.

Fuente: La Hora.