5 docentes y más de 20 estudiantes de la carrera de Gastronomía de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), a través de un proyecto de vinculación con la sociedad, pretenden mejorar la economía de las comunidades vulnerables que subsisten de la pesca en el manglar de las parroquias Bellavista y Puerto Bolívar, provincia de El Oro.

El proyecto que inició en agosto con actividades de socialización y acercamiento entre el equipo universitario y las comunidades de las parroquias mencionadas, se encuentra actualmente definiendo un convenio que conjuntamente con la Agencia Alemana de Cooperación Técnica (GIZ) brindará el acceso y la apertura para una serie de actividades que se realizarán con el fin de mejorar la calidad de vida de los pescadores.

Franklin Rosero, coordinador de la carrera de Gastronomía, sostiene que tanto Bellavista como Puerto Bolívar poseen una ventaja culinaria debido a la fresca materia prima del mar. Del mismo modo, explica que el proceso del proyecto de vinculación inicia con el establecimiento de una línea base de las necesidades de los pobladores para seguidamente entregarles propuestas que mejoren la calidad de vida y economía en el sector.

Como parte de la primera fase del proyecto, los 20 integrantes de las dos asociaciones de artesanos pesqueros, arribaron a Loja para recibir capacitaciones en los laboratorios de la carrera de Gastronomía, el 15 y 16 de noviembre.

Durante las dos jornadas, los participantes conocieron las técnicas de cocina práctica para elaborar platos con ingredientes traídos del manglar (pescado, concha, cangrejo), asimismo recibieron clases inherentes a una gran variedad de salsas para cada producto marino, sanidad alimentaria, pastelería y postres. Las clases estuvieron a cargo de todos los docentes de la carrera de Gastronomía.

Luego de las clases teóricas, los docentes y estudiantes viajarán de acuerdo a la planificación establecida a las parroquias para apoyar con asistencia técnica a las comunidades y analizar el trato que brinden a los turistas para de acuerdo a ello, orientar a los pobladores en la manera en que reciben y conviven con visitantes.

La primera fase de esta iniciativa culminará en febrero. “Al finalizar las fases podremos evaluar las necesidades que poseen las comunidades para poder causar un gran impacto en el sector. Emitiremos un informe para evaluar las carreras que desde UTPL puedan continuar con el proyecto”, finaliza Rosero.

Dato

Son 20 los integrantes de las asociaciones que recibieron las pautas para manejar de manera adecuada los productos del mar en el ámbito culinario.

UTPL Sala de Prensa