Este sábado comienza en Madrid la gira por Europa que impulsa la cooperativa mundial Oikocredit, uno de los mayores financiadores privados de microfinanzas en el mundo, el cual proporciona crédito y capital social a cooperativas productivas, organizaciones de Comercio Justo y pequeñas y medianas empresas en más de 70 países.

Este evento que se inicia en España con cita en las ciudades de Madrid y Barcelona, continuará su gira hasta los Países Bajos pasando por ciudades europeas como Toulouse, Estrasburgo, Stuttgart, Viena, Munich, Hamburgo o Utrec.

Oikocredit celebra anualmente esta gira para mostrar a inversores y otras partes interesadas en la financiación del desarrollo, los valores y beneficios sociales de invertir en finanzas inclusivas (microfinanzas), agricultura orgánica o energías renovables. “Los Road Shows son una serie de eventos que ofrecen la oportunidad de aprender más sobre el impacto positivo que supone la financiación que realiza Oikocredit sobre las vidas de personas de bajos ingresos en todo el mundo”, exponen sus organizadores.

Para ello, Oikocredit ha invitado a presentar su experiencia en este Road Show a uno de sus socios inversores en Comercio Justo, FAPECAFES, organización que aglutina a cinco cooperativas que comercializan tanto para mercados nacionales como internacionales café orgánico y de Comercio Justo cultivado por 1.200 pequeños agricultores en tres provincias del sur de Ecuador (Loja, El Oro y Zamora Chinchipe).

Apoyando a productores de café orgánico en el sur de Ecuador

El presidente de FAPECAFES, Vinicio Martínez, y el responsable de calidad José Apolo, vendrán a Europa para hacer una exposición itinerante de su cooperativa, apoyada por Oikocredit, en la que mostrarán el trabajo que desarrolla esta organización paraguas. Esta cooperativa se centra en prestar apoyo a asociaciones de productores de café ofreciéndoles capacitación, apoyo técnico y precios más altos para sus productos. Una manera de trabajar estos objetivos es por medio de proyectos de comercialización de productos de alta calidad, mejorando la variedad de nichos de mercado con el patrocinio de instituciones gubernamentales, locales y extranjeras. Como señala Vinicio, presidente de FAPECAFES, “la federación ayuda a promover los sueños de gente como nosotros, pequeños productores que se encuentran en desventaja, los cuales trabajan en una región con una infraestructura pobre y granjas a gran altura que a menudo son difíciles de acceder”. Y añade que, “la capacitación y el apoyo técnico que FAPECAFES ofrece son cruciales para estos pequeños productores, los cuales están ayudando a generar grandes cambios en la sociedad”.

Desde Oikocredit, que cuenta con más de 40 años de experiencia en financiación del desarrollo, consideran que “las inversiones en agricultura sostenible, como FAPECAFES, es una de las maneras más eficaces de reducir la pobreza rural mediante el aumento de los ingresos y el fortalecimiento de las estrategias de seguridad alimentaria a nivel de pequeños productores”. Según su director ejecutivo, Thos Gieskes: “Oikocredit está en una posición única para ayudar a resolver diferencias muy arraigadas, promover el comercio justo y apoyar la transición hacia una economía con bajo contenido de carbono”.

Según declaraciones de Vinicio Martínez: “las líneas de crédito que Oikocredit ha proporcionado desde 2011 han sido esenciales, ya que permiten a FAPECAFES pagar inmediatamente a los agricultores en el momento en que entregan sus productos ofreciéndoles la oportunidad de participar en competitivos mercados locales, regionales e internacionales sin depender de intermediarios”.

Crecimiento e inversión en áreas prioritarias

Oikocredit apoya a través de préstamos e inversiones a más de 800 socios en más de 70 países y cuenta con un capital que en 2016 ascendió a 1050 millones de euros (un 16% más que en 2015). El 78% de sus inversiones se destinaron a financiación del desarrollo y el restante a agricultura —entre ellas 85 organizaciones de comercio justo— y energías renovables. En 2016 Oikocredit alcanzó a 40 millones de personas a través de la financiación de organizaciones de finanzas inclusivas, de las cuales el 84% fueron mujeres. En cuanto a indicadores ambientales, los proyectos apoyados por Oikocredit en 2016 suministraron energía limpia a aproximadamente 5400 hogares y evitaron 6960 toneladas de CO2.

El último barómetro de finanzas éticas, publicado en 2016, muestra cómo este tipo entidades siguen creciendo en el Estado español. Según datos del barómetro, el número de clientes de las cuatro entidades de finanzas éticas que hay a disposición (Oikocredit, Fiare, Coop57 y Triodos Bank) ha crecido casi un 10% respecto del año anterior, llegando a una cifra que supera las 230 mil personas. El crecimiento es más grande en el ahorro recogido, con un incremento del 12 % sobre el año anterior, que ha llegado a superar los 1.900 millones de euros. También los préstamos han crecido, situándose por encima de los mil millones euros, lo que contrasta con la banca tradicional “donde todos estos valores se han mantenido estables”, según explica Narcís Sánchez, el coordinador del Observatorio de las Finanzas Éticas de la plataforma Financiación Ética y Solidaria (FETS).